¿Crees que a tus hijos no les afecta la mutilación genital por vivir en Europa?

Pues quizás no estás en lo cierto. Te voy a explicar por qué lo creo. UNICEF estima que hay 200 millones de mujeres mutiladas en el mundo y que 30 millones de niñas serán mutiladas en los próximos 10 años si no luchamos contra esta lacra (ver informe). Según las fuentes, entre 55 000 y 70 000 mujeres en España proceden de países donde se practica la mutilación genital y, de ellas, alrededor de un 20% son niñas menores de 14 años y víctimas potenciales de mutilación genital femenina.

Muchas de vuestras hijas tendrán compañeras de colegio o amigas provenientes de comunidades de diversos orígenes. La diversidad cultural proporciona, en sí misma, un enriquecimiento del entorno de cualquier ser humano y de los niños en particular, pero os obliga a los padres a prepararlos para afrontar experiencias emocionales duras e (im)previsibles . Entra dentro de lo probable que alguna de las amigas de vuestra hija se enfrente a la mutilación entre los 9 años y la pubertad ¿Qué haréis si un día vuestras hijas vienen deshechas en lágrimas por la salvajada que le han hecho a una de sus amigas? Porque las amigas hablan de sus experiencias y comparten alegrías y muy especialmente sufrimientos y traumas.

Los que tengáis hijos diréis “¡Uf! Con los niños el tema de la educación en salud reproductiva y sexual es mucho más sencillo. Ya no hay tradiciones pseudoculturales que castren a los niños. No compartirá la experiencia traumática de ningún amigo”. Bien, todos nos sentimos felices de que los niños ya no estén expuestos a este riesgo, pero pensad en que llegará el momento en que vuestros hijos se enamorarán y tendrán pareja. Estaréis de acuerdo conmigo en que unas relaciones sexuales placenteras son una parte fundamental en una relación de pareja saludable. La OMS define salud sexual como un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad ¿Cómo creéis que se sentirá vuestro hijo cuando sepa que su pareja fue mutilada en la infancia? ¿Cómo se sentirá si, en vez de placer, su pareja siente dolor durante las relaciones sexuales? O si simplemente no puede consumar el coito sin previamente abrir quirúrgicamente el acceso vaginal de la pareja que ha elegido y que fue suturado en su infancia. Sería duro para vuestro él ¿No?

En nuestro país, como en muchos otros, esta práctica está prohibida. Según el informe de UNICEF, la mayor parte de la población de los países afectados, incluidos los hombres, son partidarios de que se elimine. Sin embargo, la presión sobre mujeres y niñas por parte de sus comunidades sigue siendo muy elevada. Sus familias lo hacen con el objeto de mejorar su aceptación en sus propias comunidades de origen y la opción a encontrar un “buen” marido para sus hijas. Y lo más importante, salvar a sus hijas de la exclusión social a las que se ha sometido tradicionalmente a las mujeres que se negaban a pasar por esta tortura.

Pero la presión social funciona en ambos sentidos: si vuestros hijos conocen y hablan con libertad sobre la necesidad de proteger la integridad del cuerpo de cada persona, de cada mujer; si abiertamente vosotros calificáis estas prácticas como brutales y difundís los daños para la salud de esas niñas y su futura maternidad; si las familias se sienten respaldadas por sus sociedades de acogida para negarse a mutilar a sus hijas cuando vuelven de vacaciones a sus pueblos… Entonces estaréis protegiendo a vuestros hijos de sufrir por sus amigas y parejas ¿Os dais cuenta?

Para mejorar la salud reproductiva y sexual de las mujeres y de sus parejas os pido vuestra ayuda. Dona una pequeña cantidad al programa contra la mutilación genital de Médicos del Mundo a través de Migranodearena, una plataforma sin ánimo de lucro donde podrás utilizar tarjeta o Paypal de manera segura. Los donativos son transferidos directamente a final de mes a la ONG sin pasar por mis manos. Con 5 o 10 € bastarán ¡Es muy poco! ¡Anímate y te sentirás estupendamente! Después del consumismo del viernes negro y el lunes cibernético, dona hoy en el día de las donaciones (#Giving Tuesday) Luego dime qué episodios de mi aventuras quieres del Acto 1. Mutilación, matrimonio y otras guerras, y te lo mandaré en unos días. Y si no, al menos, difunde mis denuncias y mi petición en las redes sociales:

Sígueme en Twitter https://twitter.com/PozosdePasion

Sígueme en Facebook https://www.facebook.com/SaraSanzdelPozo/

Sígueme en Instagram https://www.instagram.com/pozosdepasion/ 

Los personajes, lugares y hechos de esta narración literaria son ficticios, aunque su parecido con la realidad es posible e incluso probable. Las instituciones reales citadas por su relevancia internacional y prestigio no tienen ninguna responsabilidad ni conocimiento sobre la ficción aquí descrita.

Publicado por Sara Sanz del Pozo

Bióloga por la URJC, Doctora en Biología por la Universidad de Edimburgo, Vecina de Usera, Investigadora de un proyecto de promoción de la salud sexual y reproductiva y personaje de ficción

One thought on “¿Crees que a tus hijos no les afecta la mutilación genital por vivir en Europa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: