Llego a mi primer destino como investigadora-cooperante y ¿qué me encuentro?

Como os conté en el Episodio 0 y en mi anterior entrada, acepté un contrato de tres años de investigadora en el Instituto Pasteur en París en sustitución de una compañera, Natascha, que lo había abandonado apenas un mes después de haber empezado. El proyecto, liderado y financiado por la International King Qabek Foundation for Development de Oryen, contaba con el paraguas de la ONU. Oryen es un encantador país árabe de gentes amables, pero muy tradicionales, que había pasado recientemente por dificultades graves. Dado el siempre delicado equilibrio de Oriente Medio, la ONU había enviado una misión de paz, la MINUSOR, para cooperar en la estabilización y recuperación del país.

Sinceramente, me preocupó bastante ver el contingente militar de la MINUSOR. Mucho soldado, mucho vehículo militar pesado y muchas armas. Demasiadas. Ya me iréis conociendo, pero me dan mucha grima. Siempre he sido una pacifista convencida. Es verdad que ésta es una misión de paz, pero… Bueno, dejemos mis prejuicios a un lado, porque en el fondo estaba encantada de conocer mi nuevo entorno de trabajo. Mi jefa, Rania, una pediatra tzargana, me fue a buscar al aeropuerto de la capital, Dascarien. Y a las dos matronas del proyecto, Janan y la joven Ruwa, las conocí al llegar a Sabur. Eramos un equipo de mujeres para ayudar a otras mujeres a mejorar su salud reproductiva y sexual.

¡Qué emocionante! ¿Verdad? Si no os lo parece, quizás deberíais volver a leer mi artículo previo. En los países en vías de desarrollo aún mueren una barbaridad de madres al parir y de bebés en los primeros meses. Las causas, en muchos casos, son perfectamente prevenibles con un poco de formación y una pequeña ayuda profesional como hacemos aquí en Europa desde hace muchos años. 

Para mejorar la salud reproductiva y sexual de las mujeres, y prevenir la muerte de embarazadas, parturientas y bebés pido tu ayuda. Dona una pequeña cantidad a través de Migranodearena, una plataforma sin ánimo de lucro donde podrás utilizar tarjeta o Paypal de manera segura. Los donativos son transferidos directamente a Médicos del Mundo a final de mes sin pasar por mis manos. Con 5 o 10 € bastarán ¡Es muy poco! ¡Anímate y te sentirás estupendamente! (especialmente si te los quitas de las chocolatinas, las cañas o el tabaco que no deberías consumir por tu propia salud) Luego dime qué episodios de mi aventuras quieres del Acto 1. Mutilación, matrimonio y otras guerras, y te lo mandaré en unos días. Y si no, al menos, difunde mis denuncias y mi petición en las redes sociales:

Sígueme en Twitter https://twitter.com/PozosdePasion

Sígueme en Facebook https://www.facebook.com/SaraSanzdelPozo/

Sígueme en Instagram https://www.instagram.com/pozosdepasion/ 

Los personajes, lugares y hechos de esta narración literaria son ficticios, aunque su parecido con la realidad es posible e incluso probable. Las instituciones reales citadas por su relevancia internacional y prestigio no tienen ninguna responsabilidad ni conocimiento sobre la ficción aquí descrita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: