Algunas pistas para que tus hijos aprendan sexo con el porno violento

El ser humano tiene una dimensión sexual. Ir en contra de la biología trae, como mínimo, frustración e infelicidad, pero puede acabar en comportamientos aberrantes, violentos o autodestructivos. Que tus hijos formen su sexualidad futura con el porno violento es muy sencillo. Aquí te propongo 10 pistas de cómo hacerlo:

  • Evita hablar a tus hijos de sexualidad porque son demasiado pequeños y no lo entenderían. Por ejemplo, deja que se generen silencios incómodos cuando naturalmente una personita de 5 años pregunte ¿qué es un “quitoris”? o ¿qué pasa si un chico le da un beso a una chica en la “rajilla”?
  • Asocia la autoexploración sexual con “suciedad”. Cuando tu personita de 3 años se restriegue con la mano sus genitales dile “Deja de hacer eso, es una cochinada”
  • No dejes que conozca sus genitales, que no se miren en un espejo delante de ti. Y, sobre todo, que no vea ni a sus padres, ni hermanos desnudos.
  • No le digas los nombres técnicos: pene, vulva, escroto, clítoris, orgasmo, condón… Ya aprenderán, cuando toque, y de quien sea, las palabras comunes. Esas que yo no voy a escribir aquí porque sería grosero.
  • Insiste en que el sexo está relacionado con enfermedades y embarazos no deseados. Sobre todo a las chicas. No les informes de que el preservativo evita ambas cosas, podrían llegar a utilizarlo libremente y sin complejos.
  • No les cuentes que hasta la OMS establece que una sexualidad placentera, libre y responsable es saludable. Deja que oigan por ahí que “follar a muerte es genial para un tío y si la guarra se queda preñada es su problema” mientras todos se ríen.
  • No les compres libros infantiles sobre sexualidad porque son demasiado pequeños. Por supuesto no te leas tú ninguno donde propongan maneras pedagógicas de explicárselo a los niños.
  • Sobre todo, no dejes que un/a sexólogo/a les dé información sobre placer, sexualidad y métodos anticonceptivos.
  • Y menos sobre afectividad y respeto, vamos, lo que se viene llamando tradicionalmente “amor”. No dejes que relacionen sexualidad y sensibilidad porque todo el mundo sabe que el amor verdadero es casto. Así lograrás que, cuando encuentren pareja, las chicas se repriman y se avergüencen de pedirles a sus maridos que les den placer y los maridos buscarán prostitutas para pedir cosas que no son adecuadas para su “santa”.
  • Especialmente importante es que permitas a personas con prejuicios culturales y religiosos hablarles libremente a tus hijos de los terribles riesgos de la sexualidad y de la necesidad de evitar caer en la búsqueda de un placer autocomplaciente. Ellos les dejarán muy claro que el sexo es la liberación de los instintos más bajos y sucios y que debe quedar restringido a las relaciones matrimoniales castas destinadas a la procreación.

Así se sentirán muy culpables de hacer cosas sucias y prohibidas durante la adolescencia. También tendrán dificultades para planear racionalmente relaciones sexuales placenteras y respetuosas en las que les dé tiempo a pensar en comprar preservativos. En el caso de las mujeres, incluso lograrán inhibir el deseo sexual. Tu hija terminará estando muy satisfecha con sus relaciones sexuales cuando ceda su cuerpo por amor (y no duelan mucho) y tu hijo cuando sean coitales, duras y numerosas.

Como resultado final, tus hijos evitarán hablar contigo de sexualidad y buscarán vídeos porno donde se muestre sin tapujos una sexualidad violenta y desvinculada afectivamente. Te habrás quitado de encima toda esa vergüenza y pudor que da hablar con un inocente menor de su sexualidad. Además, la culpa de que esas personitas aprendan cosas que les impresionen o asusten porque no tienen la edad adecuada será de las redes sociales no tuya ¡Qué descanso!

Desgraciadamente así es como aprenden sexualidad la gran mayoría de nuestras jóvenes personitas, a través de desconocidos con comportamientos sexuales aberrantes ¡Por esto os pido vuestra ayuda! Dona una pequeña cantidad a un programa de salud sexual y reproductiva de Médicos del Mundo a través de Migranodearena, una plataforma sin ánimo de lucro donde podrás utilizar tarjeta o Paypal de manera segura. Los donativos son transferidos directamente a final de mes a la ONG sin pasar por mis manos. Con 5 o 10 € bastarán ¡Es muy poco! ¡Anímate y ayudarás a detener esta insensatez! Luego dime qué episodios de mi aventuras quieres del Acto 1. Mutilación, matrimonio y otras guerras, y te lo mandaré en unos días. Y si no, al menos, difunde mis denuncias y mi petición en las redes sociales:

Sígueme en Twitter https://twitter.com/PozosdePasion

Sígueme en Facebook https://www.facebook.com/SaraSanzdelPozo/

Sígueme en Instagram https://www.instagram.com/pozosdepasion/ 

Los personajes, lugares y hechos de esta narración literaria son ficticios, aunque su parecido con la realidad es posible e incluso probable. Las instituciones reales citadas por su relevancia internacional y prestigio no tienen ninguna responsabilidad ni conocimiento sobre la ficción aquí descrita.

Un comentario sobre “Algunas pistas para que tus hijos aprendan sexo con el porno violento

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: