¿Es que una mujer solo puede sentirse realizada a través de la maternidad? ¡Ni de coña! Nuestra profesión puede ser tan satisfactoria como para cualquier hombre (curas incluidos)

¡Oye! Que a mí me parece muy bien los que tienen como prioridad formar una familia. Aquella primera noche en Salenah, al conversar con los soldados, algunos parecieron sentirse ofendidos cuando dije que, con 28 años, aún tenía que asegurar mi carrera profesional antes de plantearme tener hijos.

Formar una familia es precioso y debe ser lo prioritario para quien la tiene. Pero yo elegí otro camino. Creo que con mi trabajo puedo ayudar a la gente, y eso es tan satisfactorio como formar una familia. Ya en aquel momento había invertido muchos años y mucho esfuerzo por llegar hasta donde lo había hecho, pero era consciente de que aún me quedaban algunos años para lograr estabilizarme y pensar en una familia.

En realidad, a día de hoy, en la carrera científica, no te llegas a relajar profesionalmente hasta que te jubilas. Incluso aquellos que tienen plaza fija siguen trabajando a un ritmo endiablado ya que es la productividad pasada la que garantiza la financiación futura. Porque probablemente no lo sepáis, pero a los investigadores sólo nos pagan el sueldo y nos dan un lugar donde trabajar, la financiación para nuestros estudios y experimentos nos la tenemos que buscar por nuestra cuenta ¿Te imaginas que tuvieras que buscarte el dinero para pagar los materiales que necesitas para realizar el trabajo que tu jefe te ha encargado? Pues así funcionamos en el mundo de la investigación.

Varias de mis colegas que tienen pareja viven separadas por miles de kilómetros durante muchos meses y retrasan la maternidad todo lo que es biológicamente viable. Incluso crían a sus hijos separados y por turnos. Como mi compañera Alice, ella vive en París con los niños, y el padre de sus hijos, y pareja, en Berkeley. Tienen todo el océano Atlántico en medio (además de un continente llamado América).

La maternidad es un punto crítico en la vida de una mujer. No sólo porque durante un tiempo deberás dedicarte literalmente en cuerpo y alma a tu hijo, sino porque tu vida quedará supeditada a los intereses y necesidades de ese hijo de manera indefinida. Si no tienes los apoyos necesarios, como una fuente de ingresos estable, puedes verte obligada a pasar por penalidades, sacrificios y humillaciones que muchos hombres no tolerarían, sean padres o no. Como, para muestra un botón, podéis leer el reciente artículo que he publicado sobre los hijos concebidos por cascos azules en misión. Los críos tienen tanto los genes de padres como de madres, pero ellos no tienen ningún problema en olvidarse de sus propios hijos. Les trae al pairo si los niños comen, duermen bajo techo o van al colegio. Muchas de esas adolescentes no dudan en prostituirse, arriesgando su salud y su seguridad física, si es la única manera viable de dar de comer a su hijo.

Sólo tenía que mirar a mi alrededor. Varios de los soldados, a pesar de su juventud, ya eran padres y ¿habían sacrificado su profesión por atender a sus hijos? No, eran voluntarios en una misión a miles de kilómetros de sus hogares. Me pregunto qué cara les pondrían a sus mujeres si, a su vuelta, ellas les plantearan la situación inversa: “el próximo año me toca a mí irme a ganar dinero a otro continente y a promocionar mi carrera, y tú te quedas con los críos”. Seguro que empezaban a poner excusas ridículas y, lo que es peor, a decir sandeces como que un niño, lo que necesita es una madre ¿Es que los padres no valen? Eso es denigrante para todos los buenos padres del mundo. Que haberlos, haylos, y muchos. Lo que necesita un niño es que cuiden de él, le da igual si lo hace temporalmente el padre o la madre ¿O no?

Dona una pequeña cantidad a un programa de salud sexual y reproductiva contra la mutilación genital de Médicos del Mundo a través de Migranodearena, una plataforma sin ánimo de lucro donde podrás utilizar tarjeta o Paypal de manera segura. Los donativos son transferidos directamente a final de mes a la ONG sin pasar por mis manos. Con 5 o 10 € bastarán ¡Es muy poco! ¡Anímate y ayudarás a detener esta insensatez! Luego dime qué episodios de mi aventuras quieres del Acto 1. Mutilación, matrimonio y otras guerras, y te lo mandaré en unos días. Y si no, al menos, difunde mis denuncias y mi petición en las redes sociales:

Sígueme en Twitter https://twitter.com/PozosdePasion

Sígueme en Facebook https://www.facebook.com/SaraSanzdelPozo/

Sígueme en Instagram https://www.instagram.com/pozosdepasion/ 

Los personajes, lugares y hechos de esta narración literaria son ficticios, aunque su parecido con la realidad es posible e incluso probable. Las instituciones reales citadas por su relevancia internacional y prestigio no tienen ninguna responsabilidad ni conocimiento sobre la ficción aquí descrita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: