Identificarse con los estereotipos culturales femeninos no es lo mismo que tener los condicionamientos físicos femeninos: género no es sexo ¿Sabes cuáles son?

La biología de nuestros cuerpos está determinada por el sexo de nuestras células, ya que, como en los demás mamíferos, esta característica está asociada a un cromosoma sexual. Ya en el vientre de nuestras madres la activación del cromosoma sexual determina la aparición de unos órganos sexuales u otros, pero también el desarrollo diferencial de multitud de órganos. Evolutivamente, el esqueleto de una mujer está preparado para sufrir un embarazo y un parto, mientras que el del hombre lo está para los trabajos físicos intensos, pero nuestros cerebros son igual de inteligentes.

Parecería que este conocimiento es básico y se adquiere en la educación primaria, sin embargo, en la actualidad, oímos y leemos informaciones contradictorias respecto a qué corresponde a un sexo u otro. Incluso se llega a dudar de la existencia real de rasgos sexuales, atribuyendo nuestro sexo a la propia voluntad y deseo individual, en una confusión entre sexo biológico y estereotipo social de género ¿Te ha pasado también a ti?

¿Tienes dudas de cuales son tus diferencias biológicas reales con el otro sexo y cuáles son debidas a la educación y los roles sociales? ¿Son los hombres más valientes y las mujeres más débiles?

¿Se nos dan peor las matemáticas a las mujeres pero tenemos mejores cualidades artísticas? ¿Tenemos gustos diferentes desde nuestro nacimiento?

Estas preguntas no son fáciles de responder en un sentido u otro, ya que los seres humanos somos muy complejos independientemente del sexo con el que nacemos. Evolutivamente, el esqueleto de una mujer está preparado para sufrir un embarazo y un parto, el del hombre para trabajos físicos intensos, pero nuestros cerebros son igual de inteligentes. Eso sí lo sabemos gracias a los estudios científicos

¿Tienes curiosidad por saber qué otras diferencias (o similitudes) existen entre hombres y mujeres? Pues te recomiendo echar un vistazo a Differences between male and female skeletons, heads and muscles, un artículo publicado por la plataforma británica Fair Play for Women. Esta organización lucha por los derechos de las mujeres denunciando el «olvido» de los condicionantes biológicos en la interpretación de la discriminación social de género. Ser mujer no es un estereotipo, sino un hecho biológico, de la misma manera que lo es ser hombre. Esto no ha de confundirse con el derecho y la libertad individual de sentirse, comportarse o identificarse con los estereotipos sociales y culturales que cada uno desee, femeninos o masculinos. Pero «identificarse con la imagen de» no implica «tener los condicionantes de» y no es ni justo, ni ecuánime, igualar lo primero a lo segundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: